jueves, 15 de septiembre de 2011

Pomelo y Limón, de Begoña Oro

Hallo!! Hoy os traigo la reseña de un libro que me ha encantado, Pomelo y Limón, de Begoña Oro. Me encantaría haber grabado ya un IMM Vlog, pero soy torpe y no he encontrado la opción de vídeo (tendrá como 10 o 12 programas, vamos, peor que una lavadora). Prometo que antes de que termine Septiembre averiguo cómo se graba y os traigo el IMM Vlog, que tengo un montón de libros que quiero enseñar. Vamos con la reseña.
Título: Pomelo y Limón
Autora: Begoña Oro
Editorial: SM
Precio: 14.95€
Número de páginas: 290
¿Saga? Por desgracia, no. Es una novela autoconclusiva, ganadora del Premio Gran Angular 2011 convocado por la editorial SM.
Jorge y María se quieren, y tú tendrás mejores cosas que hacer que mirarlos. Por ejemplo, querer a alguien.

Opinión personal:
Desde hace mucho tiempo, desde aquel día tan lejano en el que paseaba por entre las estanterías de El Corte Inglés y vi esa portada tan extraña para un libro, le tenía ganas. Este libro no me ha gustado, no me ha encandilado, ME HA ENAMORADO. Buenos personajes, buena narración, trama sencilla pero imaginativa. Sencillamente precioso. Vamos con los porqués.
   Todos los personajes me han parecido muy realistas, absolutamente todos. Aquí no hablamos de personas con superpoderes, sarcásticas hasta la muerte, con el peso de salvar el mundo en sus hombros o con una estupidez extrema. No. Hablamos de personas como tú y como yo (más lanzadas que yo) que se quieren. 
   María Pinilla, una buena estudiante, la mayor de tres hermanos, a la que le gusta salir con sus amigas, leer un rato de vez en cuando y llenar la cabeza de sus amigas a base de teorías sobre cosas en las que tú ni siquiera te fijarías, como el nombre del portero del edificio en el que vives. Una chica que comparte un trocito de ella con la gente, como muchos de nosotros, a través de un blog en Internet. 
   Jorge Zaera, un desastre con patas, gran artista del dibujo que vive a la sombra de su madre, una actriz de renombre. Practica snow en invierno, es tímido y también sale de fiesta cuando puede. ¿Adivináis a qué huele?
   Ellos son los personajes protagonistas, a partir de ellos parte la historia y con ellos se termina. También nos encontramos a otros a lo largo de la novela, como Raquel (no me cae bien desde el principio); Rebeca Lindon, conocida en toda España, fenómeno mediático del momento; Candela Brines, madre de María, esconde algún que otro secreto que dará que hablar bastante; Teo Pinilla, el padre de María, que me ha parecido un buenazo; y Berto Zaera, un personaje del que no se sabe mucho pero que, a su vez, dará que hablar.
 
   En lo referente a la trama, encontramos una bonita historia de amor, contada desde varias perspectivas: María con las cartas, Jorge con sus dibujos y el narrador misterioso.
Desde las escaleras entre el primer y el segundo piso, y el banco de la urbanización, Begoña Oro nos hará viajar por la historia de amor que ocurre entre el hijo de Rebeca Lindon y la hija de Candela Brines, sus besos, sus caricias, sus dibujos... Se podría decir que es una versión moderna y actual de Romeo y Julieta: familias enfrentadas, cocodrilos por todos lados, amor verdadero... ¿Se puede vivir sin saber de la persona a la que quieres? ¿Sin hablar con ella? La llave será la que abra la puerta de esa solución. Aunque os parezca que estoy loca, no os dejéis llevar sólo por la frase. Si leéis el libro o si lo habéis leído, sabréis por qué lo digo.
   Los diálogos me encantan, y los pensamientos de María, junto con sus cartas, aún más. El hecho de que la historia se acompañe con dibujos es un gran acierto, ya que, además de que son preciosos, nos ayudan a comprender qué pasa por la cabeza de Jorge en cada momento. Otra cosa que también me gusta mucho es la introducción de citas en el momento adecuado, no en abundancia, pero sí para sacarte una sonrisa y hacerte pensar, como esta sacada de El Principito
Lo esencial es invisible a los ojos.
Digamos que las descripciones son, cuando menos, ocurrentes. Os dejo una cita para que entendáis por qué: 
   Cuando por fin se acostumbró al sol, lo vio. Tan moreno. Un trozo de universo abriéndose paso entre tanta estrella. Y entonces decidió que su primer post trataría sobre otra cosa.
   La puerta estaba abierta, pero aun así tropezaste con ella. Estuviste a punto de caer, pero te enderezaste a tiempo. y luego desapareciste.
En ese momento supe dos cosas:
1. Eras un desastre con patas
y 2. Que podía enamorarme de ti.
 En definitiva, una novela romántica, sencilla y preciosa, única, cuyo único defecto es que no tenga segunda parte. Si estás cansad@ de fantasmas, hombres lobo, vampiros y demás seres sobrenaturales, y buscas un libro romántico de gente corriente y moliente, ¿a qué esperas para correr a la librería y hacerte con tu ejemplar?




3 comentarios:

Crónicas de los Reinos dijo...

Este libro me pareció original y tal, pero no sé esperaba algo más, pero es entretenido :)
Además la edición está muy trabajada ^^
Besitos!

Tatyana dijo...

Este libro parece muy interesante.
Haber si lo pillo y lo leo que no paro de leer geniales criticas jeje.
Me alegro de que te haya gustado y lo hayas disfrutado.
Genial reseña!!
Un besito guapa!!

Xula dijo...

A mi no me atrae demasiado, asi que lo dejare para cuando tenga algo mas de tiempo. Un beso!